Red de liturgia

CLAI - Consejo Latinoamericano de Iglesias

Inicio | Quiénes somos | Enlaces

Fe y Economía

22 de septiembre de 2017

A tu manera (Mateo 20:1-16)

Visto: 680 veces

 

Saliste, Señor,

en la madrugada de la historia

a buscar obreros para tu viña.

Y dejaste la plaza vacía

–sin paro–,

ofreciendo a todos trabajo y vida

–salario, dignidad y justicia–.

 

Saliste a media mañana,

saliste a mediodía,

y a primera hora de la tarde

volviste a recorrerla entera.

Saliste, por fin, cuando el sol declinaba,

y a los que nadie había contratado

te los llevaste a tu viña,

porque se te revolvieron las entrañas

viendo tanto trabajo en tu hacienda,

viendo a tantos parados que querían trabajo

-salario, dignidad, justicia-

y estaban condenados todo el día a no hacer nada.

 

A quienes otros no quisieron

tú les ofreciste ir a tu viña,

rompiendo los esquemas

a jefes, patrones, capataces, obreros y esquiroles...,

a los que siempre tienen suerte

y a los que madrugan para venderse

o comprarte... ¡quién sabe!

 

Al anochecer cumpliste tu palabra.

A todos diste salario digno y justo,

según el corazón y las necesidades te dictaban.

Quienes menos se lo esperaban

fueron los primeros en ver sus manos llenas;

y, aunque algunos murmuraron,

no cambiaste tu política evangélica.

 

Señor, sé, como siempre,

justo y generoso,

compasivo y rico en misericordia,

enemigo de prejuicios y clases,

y espléndido en tus dones.

 

Gracias por darme trabajo y vida,

dignidad y justicia

a tu manera...,

no a la mía.

 

Florentino Ulibarri (España)

Publicado en: feadulta.com

Share

Palabras relacionadas

Obreros, Viña, Justicia, Paro, Trabajo

Atras